miércoles, 13 de enero de 2010

El laberinto de Frida Kahlo











Gatopardo "Las dos Fridas"




La reseña de los sucesos más importantes de este tema:

"Una mañana lluviosa de octubre me senté con Noyola en un espacio llamado La Buhardilla. Son dos galerías juntas —una con piezas de arte y otra de antigüedades— en La Aurora, la antigua fábrica de textiles convertida en pequeñas tiendas de arte, antigüedades y diseño donde la luz natural ilumina las piezas como en el mejor de los museos. Estábamos en su escritorio frente a un Pedro Coronel, un Cuevas y un Siqueiros. Noyola debe rondar los 60 años, tiene el pelo blanco y un acento y un trato inconfundiblemente norteños. Su esposa, Leticia, quizá de su misma edad pero con un aspecto juvenil entraba y salía de la galería. A veces se sentaba con nosotros y le ponía detalles y color a la historia de su marido. Iba y venía de la bóveda, sacaba carpetas con dibujos y catálogos que necesitan los abogados. El Banco de México, al que pertenece el Fideicomiso de Diego Rivera y Frida Kahlo, acababa de interponer una demanda en la ciudad de México por falsificación de piezas de la colección. Aunque no es directamente contra los Noyola, ellos son quienes tienen las piezas y ya contrataron un abogado para entablar la defensa..."


Revista Gatopardo No. 107
Diciembre 2009- enero 2010